jueves, 19 de abril de 2012

NFC

NFC es una tecnología inalámbrica de corto alcance que permite una interconexión entre dispositivos electrónicos de una manera intuitiva, sencilla y simple. NFC opera en la frecuencia de 13.56 MHz, banda que no necesita de ninguna licencia administrativa para transmitir, y que permite la operación a una distancia inferior a 10 centímetros con velocidades de transmisión de 106 Kbit/s, 212 Kbit/s y 424 Kbit/s.


La comunicación se produce cuando dos dispositivos NFC están próximos entre sí, por lo que la comunicación es inherentemente segura debido al corto alcance de la transmisión, lo que dificulta cualquier captura de la señal por otro dispositivo ajeno a la comunicación.



Aunque la tecnología NFC permite el intercambio de datos entre dispositivos, no está dirigida a la transmisión masiva de datos, ni al estilo de tecnologías WLAN (Wi-Fi) o Bluetooth, sino a la comunicación entre dispositivos con capacidad de proceso como teléfonos móviles, PDAs, o PCs por lo que es una tecnología complementaria a éstas y no sustitutiva.

MODOS DE FUNCIONAMIENTO

La comunicación entre dispositivos NFC se realiza a través de un diálogo entre un dispositivo denominado Iniciador y uno o varios dispositivos denominados Destino, debiendo responder éstos antes de recibir otra petición.

Existen dos modos de establecer la comunicación: activo y pasivo. En modo pasivo, el dispositivo Iniciador genera el campo electromagnético y el dispositivo destino se comunica con éste modulando la señal recibida. En este modo, el dispositivo destino obtiene la energía necesaria para funcionar del campo electromagnético generado por el Iniciador.

En modo activo, tanto el dispositivo Iniciador como el destino se comunican generando su propio campo electromagnético. En este modo, ambos dispositivos requieren de una fuente de alimentación para funcionar.

Cuando el dispositivo funciona en modo pasivo, el receptor sólo se utiliza para establecer la comunicación y confirmar la recepción de los datos. Sin embargo, en modo activo, se requiere que ambos nodos negocien el intercambio de datos. Aunque muchas aplicaciones requieren que los dispositivos involucrados sean activos, la combinación de uso activo/pasivo puede ser útil para comunicarse con elementos sin batería, como pueden ser las tarjetas sin contactos o las etiquetas RFID que no dispongan de fuente de alimentación propia.



APLICACIONES NFC
 
Los primeros usos de la tecnología NFC están estrechamente ligados a los teléfonos móviles debido a su ubicuidad y al hecho de que sea el único dispositivo que todos necesitamos llevar a todas partes. Se espera que en un periodo de tres a cinco años, un tercio de los teléfonos móviles a nivel mundial estén equipados con tecnología NFC, lo que permitirá:
 
  • Hacer pagos con sólo acercar el teléfono a uno de los muchos terminales RFID sin contactos que estén ya en funcionamiento.
  • Obtener información, descuentos y ofertas de los denominados pósters inteligentes que cuentan con una etiqueta NFC.
  • Almacenar entradas para control de acceso en garajes, cines, conciertos o cualquier evento multitudinario.
  • Almacenar información personal que posibilite el acceso seguro a edificios.
  • Sacar una fotografía y transmitirla de forma inalámbrica a cualquier televisor o impresora sin necesidad de realizar ninguna configuración.
  • Compartir tarjetas de visita con otros teléfonos NFC.






Sin embargo, NFC tiene otros muchos usos que pueden ayudar a la interacción con otros aparatos electrónicos de consumo como cámaras, televisores, ordenadores, etc. Existen un sinfín de aplicaciones que se están desarrollando entorno a NFC y que no han hecho más que empezar.


CONCLUSIONES

Es de esperar que en los próximos años el parque de teléfonos móviles se renueve completamente y que con ello se introduzca la tecnología NFC de forma masiva en el mercado, de modo que esto actúe como el revulsivo necesario para la creación de nuevas y sorprendentes aplicaciones que hagan uso de la facilidad y simplicidad del teléfono móvil para mejorar la experiencia del usuario.




Por último y no menos importante, será necesario crear un modelo de negocio consistente, en que todas las partes involucradas en el ecosistema NFC puedan obtener un retorno de la inversión realizada , y si te roban el telefono móvil es como si te robaran la billetera.


Bibliografía:
http://es.wikipedia.org/wiki/Near_Field_Communication
http://www.xataka.com/moviles/nfc-que-es-y-para-que-sirve

1 comentario:

Elisa dijo...

6 para el lab de móviles

Publicar un comentario